Looks

No tod@s somos iguales

MORFOLOGÍA: tipos de cuerpo.

Debemos conocer la forma básica de nuestro cuerpo para saber cuáles son las prendas que más nos favorecen y cómo disimular las zonas menos perfectas.

Es importante no preocuparnos por las imperfecciones y todo lo que nos gustaría cambiar, e intentar resaltar nuestras cualidades y sacarnos el máximo partido para sentirnos más favorecidas.

No importa la talla: tanto si eres menuda como corpulenta, el corte que más te favorece dependerá de la forma básica de tu cuerpo. La única diferencia que existe entre lo que le favorece a una mujer delgada y a una mujer corpulenta que pertenecen a la misma tipología, es el tamaño del estampado y el peso de la tela de las prendas.

Eider Tejedor, Asesora de Imagen & Personal Shopper

Reloj de arena

Es un cuerpo equilibrado, con la parte superior e inferior proporcionadas. Las prendas pueden seguir las líneas del cuerpo porque no es necesario equilibrar la forma. Se caracteriza por tener  un busto y cintura definido, nalgas pequeñas y caderas estrechas.

A la hora de vestir, elige prendas que marquen la cintura, realcen el busto y destaquen las caderas y nalgas.

Evita las prendas que oculten las líneas del cuerpo como: chaquetas rectas, faldas o pantalones rectos, camisas de hombre, jerséis anchos, ropa deportiva o prendas superpuestas.

Triángulo

Las prendas deben realzar el busto y disimular las nalgas y caderas. Debemos dirigir la atención a la parte superior del cuerpo.

Se caracteriza por tener: caderas o muslos llenitos, cintura definida y hombros caídos y más estrechos que las caderas.

Las chaquetas y blusas no deben terminar en el punto más ancho de caderas y nalgas. Superponer prendas en la parte superior del cuerpo para desviar la atención de las caderas, ajustando los hombros en las chaquetas o blusas.

Triángulo invertido

Debemos realzar las caderas y nalgas para equilibrar la parte superior e inferior del cuerpo.

Se caracteriza por tener: Hombros rectos y cuadrados, poca definición en la cintura y cadera y mitad inferior más pequeña que la superior.

La silueta debe verse bien, llevando prendas de líneas rectas y bien definidas. Debe haber un mínimo detalle en los hombros, dejando esta zona lo más sencilla posible.

Rectángulo

Debemos crear la impresión de tener curvas.

Se caracteriza por tener: hombros rectos, caderas y nalgas lisas, cintura poco definida, tórax recto y acumulación de grasa en el centro del cuerpo.

Usar detalles en las caderas y las nalgas para dar forma, y evitarlos en la cintura, como cinturones o cinturillas.

Óvalo

Debemos hacer que el cuerpo parezca más largo además de centrar la atención en las piernas.

Se caracteriza por tener: hombros redondeados, espalda llenita, zona central rellenita y nalgas más bien lisas.

Las prendas deben colgar de los hombros, con líneas de prendas rectas y telas suaves para evitar volúmenes innecesarios. Utilizar complementos para alejar la atención de la zona central del torso.

Eider Tejedor, Asesora de Imagen & Personal Shopper

Esto no es más que unas recomendaciones y explicaciones básicas. Tenemos que tener en cuenta también el talle de cada un@, ya que puede modificar el corte de la prenda según si tenemos un talle corto o largo.

Para ello, aplico la prueba de morfología, dónde te explico qué tipo de cuerpo tienes además de tu talle. Definiéndote de por vida, el tipo de prendas que son adecuadas para ti.

Eider Tejedor, Asesora de Imagen & Personal Shopper

Post anterior Post siguiente

Te puede interesar

Ningun comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies